Llamar
Pan de aceite - Bollería - Panadería del Rosal Almería

Pan de aceite

bollería
Pan de aceite. Panaderías en Almería del Rosal, precocido, congelado, pan de espelta, pan precocido, repostería, tiendas de pan, pan con agua de mar, pan de cereales, pan laxante, pastelería artesanal, repostería casera, tartas almeria, pan de cereales, pan de chia, roscones de reyes, roscón, bolleria, napolitanas, barras, tartas de boda, panadería saludable

El pan de aceite con matalauva es un producto típico de Almería y uno de nuestros productos clásicos.

Lo elaboramos de la misma manera que antaño, de forma artesanal. Usamos productos de primera calidad como el aceite de oliva virgen extra.

El uso de los mejores ingredientes hacen que destaque su sabor, en donde apreciamos el toque de matalauva, que tanto lo caracteriza e identifica.

Se puede adornar por encima con azúcar y sus formas son variadas, siendo las más usuales la rosca, barra y de forma redonda.

Es típico tomarlo en Nochebuena acompañado de una onza de chocolate.

Esta receta, ligada al calendario religioso, posee dos variantes, la variante de Pascua de Navidad y la variante de Semana Santa para hacer los hornazos de la merienda del domingo de Pascua.

La manera de realizar esta receta es sencilla, aunque existen varias formas, por ejemplo:

En un cuenco grande, que te permita amasar bien los ingredientes hasta hacer una mezcla uniforme, agrega todos los ingredientes. Puedes empezar por el aceite de oliva virgen extra español, la harina, la levadura, la sal y termina finalmente añadiendo el agua.

  1. Mezclar bien hasta que todos los ingredientes se integren.
  2. Tapar el cuenco con un film y deja reposar 30 minutos a temperatura ambiente. Como ya comentamos en la introducción, es muy importante que se respeten los tiempos de reposo.
  3. Esparcir harina sobre un área de trabajo, puedes hacerlo sobre la mesa de la cocina, y vuelve a amasar. Coge la masa, levántala, déjala. Así repetidas veces. También se puede estirar y volver a hacer una bola con ella.
  4. Pincelar con aceite de oliva el bol, dejar la masa dentro y vuelve a tapar con film. Dejar reposar 60 minutos.
  5. Sacar la masa al área de trabajo y espolvorear harina si es necesario. Poner la bola de masa sobre la mesa y cortar en porciones. Otra opción es hacer un pan más grande.
  6. Pincelar los recipientes que vayas a utilizar o bien la bandeja del horno.
  7. Colocar las porciones en el recipiente previamente pincelado (o en la bandeja del horno). Masajear con los dedos hasta que quede plano. Y hacer pequeñas incisiones con el dedo para darle la forma característica del pan de aceite de oliva.
  8. Engrasar con aceite de oliva virgen extra de España la parte superior. Agregar unas escamas de sal y dejar reposar durante 30 minutos más.
  9. Introducir en el horno precalentado a 220º sin aire, con calor arriba y abajo. Hornear durante 20-25 minutos.
  10. Sacar del horno y dejar que enfríe antes de comerlo.

Otra forma de hacerlo es:

A un kilo de masa de pan se le añade un poco de matalauva, la raspadura de un limón. Por cada kilo de masa dos huevos batidos, un poco de zumo de naranja, 250 gramos de azúcar y medio vaso de aceite de oliva (que primero debe calentarse), y se le pone una cáscara de naranja cuando ya se ha apartado del fuego. Se añaden todos estos ingredientes a la masa del pan y se le pone un poco de harina. Se debe amasar muy bien, cuando está mezclado por completo se tapa y se deja reposar durante al menos cuatro horas en un lugar templado (en invierno se recomienda cerca de un horno o similar). A las cuatro horas se destapa la masa y cuando se comprueba que ha subido se vuelven a meter los puños para que vuelva de nuevo a fermentar otro par de horas tapada (por eso el pan de aceite se dice que es un pan de dos hechuras, es decir, de dos fermentaciones). Una vez finalizado este proceso se corta la masa en la forma que se quiera, ya sean tortas, roscas o bollicos. Se le da la forma que se quiera y, si es Navidad, tiene la siguiente variante: se tendrán almendras escaldadas y peladas, zumo de naranja escurrido y azúcar en terrones. En las tortas y bollos de aceite de la Pascua de Navidad se le va dando repiscos (pellizcos) a la masa y donde queda el repisco se le echa un poco de zumo de naranja y un terrón de azúcar, y entre estos se le introducen almendras.

Para la Semana Santa sería lo mismo pero con la diferencia de que se le da forma de bollo, se mete un huevo en el centro del bollo, se cortan dos tiras de masa, se pegan encima del bollo en forma de cruz y estando preparado se mete al horno, que se cuece durante unos 35 o 40 minutos a una temperatura de unos 140ºC.

En Repostería y Bollería del Rosal lo elaboramos de otra manera a las que os hemos mostrado, aunque similar. Pero nos guardamos la receta para que puedas degustarlo y te sorprenda.

Nuestro pan de aceite con matalauva es especial, el auténtico de toda la vida.
¡No pierdas la oportunidad de probarlo y darle un buen festín a tu paladar!